PARÍS (AP) — Menos de seis meses después de renovar su contrato con el París Saint-Germain por una suma astronómica, Kylian Mbappé estaría buscando la forma de irse del club.

El delantero había quedado libre y estuvo a punto de incorporarse al Real Madrid, pero finalmente decidió permanecer en el PSG otros dos años, con una opción para un tercero.

Varios medios franceses, incluidos L’Equipe, RMC y Le Parisien, así como el diario deportivo español Marca, dijeron el martes que el jugador se siente frustrado y que quiere irse durante el receso invernal de enero.

Luis Campos, director deportivo del PSG y alguien muy cercano a Mbappé, dijo a la cadena Canal+ que el delantero de 23 años nunca le ha expresado que quiera marcharse en enero.

“Es una información que ha salido previo a un partido. Es algo muy serio y por eso vengo a darla la cara, para desmentirla”, dijo Campos.

Otros directivos del PSG declinaron formular comentarios a preguntas sobre si Mbappé había expresado deseos de irse o si se lo permitiría.

El club ha avasallado en la liga francesa desde que inversionistas de Qatar tomaron el control en 2011, pero una y otra vez han naufragado en la Liga de Campeones de Europa pese a un gasto desmedido en fichajes.

La decisión de Mbappé de quedarse en la capital francesa en vez de firmar con el Madrid ilusionó al PSG con la idea que ello les llevaría a conquistar la Champions, y parece poco probable que deje ir al atacante ante de hacerlo.

Mbappé ha dicho que le gustaría jugar con un centrodelantero, como hace en la selección francesa con Karim Benzema, y no ser el eje del ataque, pero el club no trajo a nadie para cumplir esa función.

El técnico del PSG Christophe Galtier aseguró esta semana que el club trató de contratar un delantero para que Mbappé jugase en su posición preferida, pero no lo consiguió.

“No sé lo que se le dijo a Kylian antes de que viniese yo o cuando prorrogó su contrato con PSG”, manifestó.

Mbappé llegó al PSG proveniente del Mónaco en el 2017, siendo un adolescente. Ha dicho que desde niño sueña con jugar en el Madrid, pero no está claro si los merengues siguen interesados en él después de que les dio la espalda a mediados de año cuando pensaban que el pase era un hecho.