TAMPA, Fla. (WFLA/Tampa Hoy) — ¡Los aficionados japoneses lo hacen de nuevo!

En uno de los mejores y más sorpresivos encuentros de la Copa del Mundo hasta el momento, Alemania cayó 1-2 frente a una selección de Japón muy compacta, rápida y disciplinada.

Pero la disciplina y el orden nipones no solo se vieron reflejados en el terreno de juego. Cuando el árbitro salvadoreño Iván Barton pitó el final del encuentro, algunos aficionados japoneses, luego de celebrar la victoria de su equipo, agarraron bolsas y se dispusieron a recoger la basura de las gradas del Khalifa International, con capacidad para 42,600 personas.

Esta no es la primera vez que se ve a fanáticos japoneses ayudando con la recolección de basura tras los partidos. Tras una dolorosa derrota en octavos de final en Rusia 2018 contra Bélgica, la hinchada japonesa limpió las gradas del Rostov Arena.

Japón se medirá a Costa Rica por el grupo E el domingo.