La Marina de los EE. UU. niega la solicitud al jugador de los Bucaneros de retrasar su servicio para poder jugar en la NFL

Deportes

Navy cornerback Cameron Kinley waits for the snap against Air Force during the first half of an NCAA college football game Saturday, Oct. 5, 2019, in Annapolis, Md. (AP Photo/Julio Cortez)

TAMPA, Fla. (WFLA) – Cameron Kinley, un esquinero novato no reclutado de la Academia Naval de los Estados Unidos, firmó un contrato con los Tampa Bay Buccaneers en mayo. Menos de un mes después, la Armada ha denegado su solicitud para jugar en la Liga Nacional de Fútbol.

Kinley pidió retrasar su comisión para seguir una carrera de fútbol profesional, lo que otros jugadores han hecho con éxito en el pasado, pero no recibió la aprobación necesaria.

La agencia que representa a Kinley, Divine Sports & Entertainment, emitió la siguiente declaración.

“Debido a razones inexplicables, el secretario interino de la Marina, Thomas W. Harker, ha denegado la solicitud de Kinley de retrasar su comisión. La Marina de los Estados Unidos también le niega a Kinley la oportunidad de apelar esta decisión. Negarle a Cameron un proceso justo también le negará el sueño de jugar en la NFL”.

El cofundador de la agencia, Ryan Williams-Jenkins, agregó un mensaje personal.

“Como graduado de la Academia Naval, jugador de fútbol y veterano de combate condecorado, entiendo el compromiso de Cameron”, escribió Williams-Jenkins.” También entiendo que hay formas en que puede cumplir con su compromiso mientras representa a la Marina y practica deportes profesionales. Jugué con el tres veces campeón del Super Bowl Joe Cardona, quien todavía sirve a nuestro país como reservista de la Marina. Si hay una directiva y un precedente que permite a otros atletas de la academia de servicio aprovechar esta oportunidad, ¿qué hace a Cameron diferente? Es importante señalar que esto podría tener un impacto a largo plazo en su salud mental en el futuro. Quiere cumplir los dos sueños de su niñez, jugar en la NFL y servir honorablemente a su país”.

Kinley busca ayuda de la senadora Marsha Blackburn. Le escribió una carta el 2 de junio explicando la situación.

“No sé por qué se denegó mi solicitud”, escribió Kinley, “ya que no he recibido una explicación por escrito de esta decisión”.

Puedes leer la carta en su totalidad aquí:

A Kinley no se le permite asistir al mini campamento obligatorio de los Buccaneers, que comienza el martes en las instalaciones del equipo.

Compartió un mensaje en Twitter el lunes por la tarde que decía, en parte, “Soy muy consciente del compromiso que hice con el servicio cuando llegué por primera vez a la Academia Naval de los Estados Unidos. Espero con ansias mi carrera como oficial naval en la comunidad de guerra de información. Sin embargo, merezco la oportunidad de vivir otro de mis sueños de toda la vida antes de cumplir con el requisito de servicio”.

“Tengo la esperanza de que esta situación se revertirá pronto”, escribió Kinley, “y que pueda volver a competir en el campo y representar a la Marina de los Estados Unidos”.

Copyright 2021 Nexstar Media Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.