PARÍS (AP) — Karim Benzema recibió el lunes su primer Balón de Oro tras una brillante temporada con el Real Madrid, en la que fue decisivo para la conquista el doblete de títulos de la Liga de España y la Liga de Campeones.

A sus 34 años, Benzema esculpió su mejor temporada como jugador del Madrid. Fue el máximo anotador en el torneo doméstico, así como en el certamen de clubes más importante del mundo.

Firmó 44 goles con el conjunto merengue, 15 en la Copa de Europa, con lo que empató a Raúl González como el segundo máximo anotador del club, a 123 de Cristiano Ronaldo.

“Estoy muy orgulloso. Me acuerdo cuando era un niño, todo el trabajo incesante. Era un sueño”, dijo Benzema en la ceremonia realizada en el Teatro del Chatelet en París. “Siempre lo he tenido en la cabeza. Después encontré la motivación”.

Benzema sucedió en el trono a Lionel Messi, quien se llevó el galardón por séptima vez el año pasado para ampliar su colección récord. Pero el astro argentino ni siquiera entró en la lista de nominados este año tras una decepcionante primera temporada con el Paris Saint-Germain.

Otorgado por la revista France Football, el Balón de Oro se adjudicó por primera vez al mejor futbolista masculino en 1956, con Stanley Matthews como el ganador.

Por primera vez este año, el Balón de Oro se valoró con los logros de la pasada temporada. En el pasado se otorgaba tomando en cuanto las prestaciones durante el curso de un año.

Benzema es el quinto francés que lo consigue, emulando a Raymond Kopa, Michel Platini, Jean-Pierre Papin y Zinedine Zidane, quien se coronó en 1998 luego que Francia conquistó su primera Copa Mundial.

Benzema no formó parte de la selección francesa que se consagró campeona mundial en Rusia 2018 pero debe ser uno de los referentes del equipo que disputará el torneo que comenzará en Qatar el próximo mes.

Casi seis años después de verse implicado en el escándalo por un intento de extorsión con un video sexual, Benzema regresó a la selección nacional al ser convocado por el técnico Didier Deschamps previo al Campeonato Europeo el año pasado. Ha sido fijo desde entonces.

“Hubo un periodo en que no estaba en la selección, pero seguí trabajando con ese sueño en la cabeza: Jugar al fútbol lo mejor posible e intentar conseguir este trofeo”, dijo Benzema en su discurso. “Es la primera vez que consigo este trofeo. Estoy muy feliz y voy a seguir trabajando”.

El delantero francés rindió homenaje a su ídolo musical Tupac Amaru Shakur con un vestuario casi idéntico al que el rapero y actor, asesinado en 1996, vistió en una gala donde recibió un premio por su música. El look tiene dos detalles especiales: un tipo de lazo atado alrededor del cuello y unos característicos lentes dorados.

Punta de lanza de un ataque que también incluye a los brasileños Vinicius Junior y Rodrygo, Benzema fue fundamental para que el Madrid alzara su 14to Copa de Europa, una cifra récord. También fue la quinta desde que llegó procedente de Lyon en 2009. Fue el máximo goleador del torneo y perforó las redes en los momentos más decisivos — 10 de sus goles fueron en la fase de eliminación directa.