DOHA, Qatar (AP) — El exfutbolista Samuel Eto’o, actual presidente de la federación de fútbol de Camerún, se disculpó por derribar a un hombre mediante una patada durante lo que describió como un “altercado violento” ocurrido el martes por la madrugada, frente a un estadio mundialista.

Eto’o se había parado para tomarse fotografías con aficionados cerca del estadio 974 luego de la goleada de Brasil, 4-1 sobre Corea del Sur. En los videos que circularon en redes sociales se le veía reaccionando a los comentarios de un hombre que sostenía una cámara.

En un primer momento, el exdelantero del Barcelona y del Inter de Milán fue retenido por algunos de sus acompañantes, pero cuando se libró pareció propinarle una patada al hombre, que cayó de espaldas al piso.

“Tuve un altercado violento con una persona que era probablemente un seguidor de Argelia”, escribió Eto’o en un comunicado difundido en francés e inglés mediante su cuenta de Twitter.

El exfutbolista se refirió así a una campaña lanzada desde hace meses por hinchas argelinos contra Camerún. Ambas naciones se enfrentaron en marzo durante un repechaje mundialista.

“Me gustaría disculparme por perder los estribos y reaccionar de una manera que no corresponde a mi personalidad”, dijo Eto’o, quien ha representado al comité organizador del Mundial de Qatar como embajador de Legado Global desde 2019.

Said Mamouni, personalidad argelina de las redes sociales, publicó después un video en YouTube. Se identificó como la persona agredida y dijo que estaba en un cuartel policial en Qatar para presentar una denuncia contra Eto’o.

“Samuel peleó conmigo. Me golpeó, y una persona que lo acompañaba me empujó. Estoy aquí para presentar la denuncia. También dañó mi cámara”, dijo Mamouni.

Agregó que Eto’o se había violentado cuando Mamouni le preguntó si había sobornado al árbitro gambiano Bakary Gassama en un polémico partido de la eliminatoria al Mundial entre Camerún y Argelia.

La selección camerunesa ganó el duelo de vuelta por 2-1 en los últimos instantes y se clasificó a la Copa del Mundo por el criterio de los goles como visitante.

La federación argelina de fútbol presentó una queja ante la FIFA. Exigió que el partido se repitiera, al considerar que Gassama había cometido varios errores.

El organismo rector del fútbol mundial rechazó la exigencia.

Pero las protestas argelinas llegaron hasta la primera conferencia oficial de prensa de la selección camerunesa en Qatar, un día antes de enfrentar a Suiza. Un reportero argelino preguntó al técnico camerunés Rigobert Song si había “comprado la clasificación”.

Song no respondió.

Eto’o viajó a Qatar como presidente de la federación de Camerún, que quedó eliminada en la fase de grupos la semana pasada.

“He sido víctima de insultos y acusaciones de trampa sin evidencias”, escribió el martes. “Prometo seguir resistiéndome a las provocaciones incesantes y al hostigamiento diario por parte de algunos seguidores argelinos”.

Eto’o forma parte además del programa de Leyendas de la FIFA, que emplea a exfutbolistas para promover el fútbol.

No estaba claro en calidad de qué asistió al juego del lunes en la noche.

Los organizadores qataríes dijeron que Eto’o no era uno de sus invitados para el choque. La FIFA no respondió de inmediato a una petición de comentarios. Un vocero de la federación camerunesa no respondió a los llamados telefónicos y los mensajes para realizar declaraciones

El Comité Supremo de Qatar para la Organización y el Legado, que supervisa el Mundial, ni el gobierno no respondieron inmediatamente a las preguntas sobre el incidente.

Eto’o disputó cuatro Mundiales con Camerún entre 1998 y 2014, y fue elegido para dirigir su federación de fútbol hace un año.

Exhortó a los dirigentes argelinos “a poner fin a este ambiente poco saludable, antes de que ocurra una tragedia más grave”.

“A los aficionados Fennecs”, dijo, usando el apodo que reciben esos seguidores, “les deseo que encuentren la paz y que logren sobreponerse a la decepción de una derrota dolorosa que ahora hemos dejado atrás”.