Despiden a Tabárez como técnico de la selección de Uruguay

Deportes

ARCHIVO – El técnico de la selección uruguaya, Óscar Tabárez, sigue las acciones frente a Bolivia en las eliminatorias sudamericanas para la Copa del Mundo Qatar 2022 en Montevideo, Uruguay, el 5 de septiembre de 2021. La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) puso fin el viernes 19 de noviembre a la carrera del maestro Tabárez frente a la Celeste. (AP Foto/Matilde Campodonico, Pool, archivo)

MONTEVIDEO (AP) — Después de una gestión de 15 años, en la que restauró la credibilidad de la selección de Uruguay, la trayectoria del maestro Óscar Tabárez ha llegado a su fin al frente de la Celeste.

El técnico no podrá dirigir más a sus jugadores, que tienen la complicada pero no imposible tarea de clasificarse a la Copa del Mundo Qatar 2022. Habría sido el quinto Mundial de Tabárez, que participó de 221 partidos, con 104 victorias, 58 empates y 59 derrotas —siendo las últimas cuatro al parecer las que le costaron más caro.

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) emitió un escueto comunicado de prensa, en el que indicó que su Consejo Ejecutivo resolvió “finalizar el contrato” de Tabárez y su cuerpo técnico.

Una larga polémica mediática había antecedido la decisión.

“La AUF ha adoptado esta difícil decisión” por estar comprometida “la obtención de los resultados”.

De momento no se ha anunciado a su sucesor.

La actuación de la selección uruguaya ha dejado a muchos directivos deseando más. Y aunque hace unas semanas no hubo mayoría para dar el paso, cuatro derrotas consecutivas, cambiaron la tendencia y buena parte del Ejecutivo de la AUF se volcó por despedir a Tabárez.

Primero fue un empate contra Colombia en Montevideo. La Celeste por entonces ostentaba el tercer lugar de la clasificatoria a Qatar 2022 hasta que enfrentó las fechas más difíciles. Perdió en Brasil, también en Buenos Aires y Montevideo contra Argentina y no pudo con Bolivia a los 4.500 metros de altura del Hernando Siles, en La Paz.

La Celeste se desplomó al séptimo puesto, a un punto de la zona de clasificación directa y con cuatro partidos por delante. Pero algunos dirigentes se impacientaron haciendo eco del malestar de comunicadores, redes sociales y una parte de la sociedad uruguaya.

En la jornada le pidieron la renuncia al hombre que dio a Uruguay la Copa América en 2011, así como el cuarto lugar del Mundial de Sudáfrica 2010 y que colocó a la Celeste durante más de una década en los primeros niveles del fútbol internacional. Además, Tabárez se destacó como mejor técnico de América en 2010 y 2011 y consiguió la Orden Mérito de FIFA en 2012.

“Expresamos nuestro respeto y reconocimiento al profesionalismo y dedicación durante el largo proceso de trabajo y el inconmensurable legado que esta fructífera etapa deja en la historia de la selección”, manifestó la AUF.

El primer partido que dirigió el seleccionador de la Celeste fue contra Ecuador en 1988. Tabárez hizo escalar a su país al Mundial de Italia 90 donde llegó a octavos de final y terminó su primer ciclo. Entre 1990 y 2006 pasaron 13 técnicos distintos por la Celeste que consiguió la Copa América de 1995 de locatarios de la mano de Héctor Núñez y con un sólido plantel que no fue al Mundial de Estados Unidos 1994.

En líneas generales, durante los años noventa la Celeste no consiguió el reconocimiento de su público por disputas y malos manejos de la AUF que estaba prácticamente intervenida por uno de los grandes contratistas del fútbol local. Además, la selección estaba sumida en una gran desorganización gerencial, con la ausencia de un proyecto deportivo y la consiguiente falta de estrategia, los uruguayos mostraban un juego violento que hasta el día de hoy les cuesta una reputación negativa.

En 2006, Tabárez fue convocado nuevamente luego que la Celeste cayera por penales contra Australia en el repechaje de la Copa del Mundo Alemania 2006. De a poco se encargó de devolver credibilidad a la selección, de generar confianza, compañerismo y trabajo en equipo, descartando a los jugadores que no se ceñían a sus pautas de comportamiento.

Primero cultivó la confianza entre sus propios futbolistas —muchos de ellos no creían en la AUF— y cimentó un proyecto con las divisiones formativas. De estos procesos han salido jugadores como Federico Valverde, Rodrigo Bentancur, Josema Giménez, Matías Viña o Giorgian de Arrascaeta, entre otros.

“Es un hombre querible”, llegó a decir el astro argentino Diego Armando Maradona sobre Tabárez cuando la Celeste hacía un buen papel en el Mundial de Rusia 2018, donde terminó quinto. “No solo forma jugadores de fútbol, sino que forma hombres”.

Vicente del Bosque, exseleccionador de España y del Real Madrid, lo calificó en entrevista con ESPN como “un señor en todos los sentidos, un hombre estupendo”.

“He crecido como jugador y persona gracias al maestro. Es uno de los mejores técnicos del mundo por su personalidad, por cómo ayuda a los jugadores”, dijo por su parte Luis Suárez sobre el estratega en entrevista con Conmebol años atrás.

Copyright 2021 Nexstar Media Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.