LONDRES (AP) — La camiseta que usó Diego Maradona para anotar dos memorables goles contra Inglaterra en la Copa Mundial de 1986 fue vendida por 9.3 millones de dólares, el mayor monto pagado en una subasta de recuerdos deportivos.

La casa Sotheby’s vendió la casaca en una subasta online que se completó el miércoles. El comprador no fue identificado.

Maradona, fallecido en noviembre de 2020, anotó dos goles en el partido de cuartos de final en el Estadio Azteca de la Ciudad de México el 22 de junio de 1986, apenas cuatro años después de la guerra que disputaron Argentina y Gran Bretaña por las islas Malvinas.

El primer tanto pasó a ser conocido como el de ‘La Mano de Dios’, toda una obra de picardía. Todo el mundo creyó que fue un cabezazo, pero empujó el balón a la red con su mano pegada a la cabeza ante la salida del portero Peter Shilton.

El segundo es considerado como el mejor en la historia de los mundiales: tras tomar el balón a mitad de cancha, el capitán argentino dejó desparramado a casi todo el equipo inglés. Argentina se impuso 2-1 y acabó alzando su segunda Copa Mundial.

El primero fue oficialmente un cabezazo, pero el balón rebotó en el puño de Maradona sin que lo advirtiera el árbitro, el tunecino Ali Bennaceur. Maradona dijo luego que lo anotó “un poco con la cabeza de Maradona y un poco con la mano de Dios”.

En su segundo gol, Maradona venció a Shilton después de eludir a toda la defensa inglesa. En 2002 éste fue catalogado como “El mejor gol del siglo” en una encuesta de la FIFA.

Después del partido, Maradona intercambió camisetas con el volante inglés Steve Hodge, quien la cedió al Museo Nacional del Fútbol de Inglaterra, con sede en Manchester, antes de ofrecerla en una subasta.

Maradona, que muchos consideran el mejor futbolista de todos los tiempos, tuvo problemas de abuso de cocaína y otros excesos y murió en noviembre de 2020 a los 60 años.

Luego que Sotheby’s anunció la subasta el mes pasado, familiares de Maradona pusieron en duda que la camiseta con el número 10 fue la que el astro usó durante el segundo tiempo, cuando anotó ambos goles. La casa señaló que la autenticidad fue confirmada por Resolution Photomatching, firma especializada en la comparación de fotos y también verificada por el director de ciencia de Sotheby’s.

Brahm Wachter, director de prendas casual y recuerdos modernos de Shoteby’s, dijo que la camiseta representa un “recordatorio real de un momento importante no solo de la historia del deporte, pero de la historia del siglo 20”.

El previo récord para un recuerdo deportivo fue el pago de 8.8 millones de dólares en diciembre de 2019 por el manifiesto que lanzó el movimiento olímpico moderno. Y el previo récord para una prenda deportiva fue el pago de 5.64 millones de dólares por una camiseta de Babe Ruth de los Yanquis de Nueva York en 2019.