SANTOS, Brasil (AP) — La leyenda del deporte brasileño Pelé será enterrado el martes, ante su nación de más de 200 millones de habitantes y el mundo entero observando.

El recién inaugurado presidente Luiz Inácio Lula da Silva presentó sus respetos en Vila Belmiro, el estadio donde Pelé jugó la mayor parte de su carrera.

Pelé está siendo enterrado en la ciudad donde creció, se hizo famoso y ayudó a convertirla en una capital mundial de su deporte. La misa se celebra en el estadio Vila Belmiro antes de que el ataúd sea conducido por las calles de Santos a un cementerio cercano.

Geovana Sarmento, de 17 años, esperó en la fila de tres horas para ver su cuerpo en reposo. Llegó con su padre, que vestía una camiseta de Brasil con el nombre de Pelé.

“Yo no soy del Santos, mi padre tampoco. Pero este tipo inventó la selección de Brasil. Hizo a Santos más fuerte, lo hizo grande, ¿cómo no respetarlo? Es una de las mejores personas de la historia, necesitábamos honrarlo”, dijo.

Caio Zalke, de 35 años, ingeniero, vestía una camiseta de Brasil mientras esperaba en la fila. “Pelé es el brasileño más importante de todos los tiempos. Hizo que el deporte fuera importante para Brasil e hizo que Brasil fuera importante para el mundo”, dijo.

Una ausencia notable fue Jair Bolsonaro, cuyo mandato como presidente finalizó el 31 de diciembre. Un día antes, partió de la capital, Brasilia, en un vuelo a Florida, eludiendo el deber ceremonial de pasar la banda presidencial a Lula. Bolsonaro se hospeda en un complejo de condominios en las afueras de Orlando y ha sido filmado hablando con los vecinos.

En las décadas de 1960 y 1970, Pelé fue quizás el atleta más famoso del mundo. Conoció a presidentes y reinas, y en Nigeria se suspendió una guerra civil para verlo jugar. Muchos brasileños le dan crédito por poner al país en el escenario mundial por primera vez.

Detrás de una de las porterías se colocaron hileras de camisetas con el número 10 de Pelé, ondeando en los vientos veraniegos de la ciudad. Una parte de las gradas se llenaba de ramos de flores colocados por los dolientes y enviados por clubes y jugadores estrella, entre ellos Neymar y Ronaldo, de todo el mundo mientras los altavoces tocaban una canción llamada “Eu sou Pelé” (“Yo soy Pelé”). ) que grabó el propio brasileño.

La multitud era mayoritariamente local, aunque algunos venían de muy lejos. Muchos dolientes eran demasiado jóvenes para haber visto jugar a Pelé. El estado de ánimo era ligero, ya que la gente se filtraba desde el estadio hacia los bares locales, vistiendo camisetas de Santos FC y Brasil.

Claudio Carrança, de 32 años, vendedor, dijo: “Nunca lo vi jugar, pero amar a Pelé es una tradición que va de padres a hijos en Santos. Conocí su historia, vi sus goles y veo cómo Santos FC es importante porque él es importante. Sé que algunos fanáticos de Santos tienen hijos apoyando a otros equipos. Pero eso es solo porque nunca vieron a Pelé en acción. Si lo hubieran hecho, sentirían esta gratitud que siento ahora”.

Entre los presentes en el estadio se encontraba el mejor amigo de Pelé, Manoel María, también exjugador del Santos.

“Si tuviera toda la riqueza del mundo, nunca podría pagar lo que este hombre hizo por mí y mi familia”, dijo María. “Era tan gran hombre como jugador; el mejor de todos los tiempos. Su legado nos sobrevivirá a todos. Y eso se puede ver en esta larga fila con gente de todas las edades aquí”.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, dijo a los periodistas que todos los países deberían nombrar un estadio con el nombre de Pelé.

“Estoy aquí con mucha emoción, tristeza, pero también con una sonrisa porque nos regaló tantas sonrisas”, dijo Infantino. “Como FIFA, rendiremos homenaje al ‘Rey’ y le pedimos al mundo entero que guarde un minuto de silencio”.

Otro fanático y amigo en la fila fue el juez de la Corte Suprema de Brasil, Gilmar Mendes.

“Es un momento muy triste, pero ahora estamos viendo el verdadero significado de este legendario jugador para nuestro país”, dijo Mendes a los periodistas. “Mi oficina tiene camisetas firmadas por Pelé, una foto de él como portero, también firmada por él. DVD, fotos, una gran colección de él”.

Pelé había estado en tratamiento por cáncer de colon desde 2021. El centro médico donde había estado hospitalizado dijo que murió de falla multiorgánica a consecuencia del cáncer.

Pelé llevó a Brasil a los títulos de la Copa del Mundo en 1958, 1962 y 1970 y sigue siendo uno de los máximos goleadores de todos los tiempos del equipo con 77 goles. Neymar empató el récord de Pelé durante la Copa del Mundo de este año en Qatar.


Fútbol AP: https://apnews.com/hub/soccer y https://twitter.com/AP_Sports