LUSAIL, Qatar (AP) — Richarlison anotó dos goles, el segundo con una espectacular patada acrobática, para ayudar a Brasil a vencer el jueves 2-0 a Serbia en la Copa del Mundo.

En el minuto 73, el delantero usó un toque para levantar el balón en el aire y luego giró y se levantó del suelo antes de meter el balón en la red con el pie derecho.

Richarlison de Brasil, segundo a la derecha, anota el segundo gol de su equipo contra Serbia durante el partido de fútbol del grupo G de la Copa Mundial entre Brasil y Serbia, en el Estadio Lusail en Lusail, Qatar, el jueves 24 de noviembre de 2022. (Foto AP/ Darko Vojinovic)

Brasil había tenido problemas para superar a la defensa serbia hasta que Richarlison anotó desde corta distancia a los 62 minutos en una jugada que comenzó con Neymar.

Vinícius Júnior asistió en los dos goles.

Neymar, en busca de su primer título importante con Brasil, se quedó en 75 goles con la selección, a dos del récord goleador de Pelé.

El entrenador de Brasil, Tite, comenzó con un equipo de mentalidad ofensiva que incluía cuatro delanteros: Neymar, Vinícius Júnior, Raphinha y Richarlison. El centrocampista ofensivo Lucas Paquetá jugó junto a Casemiro, el único centrocampista defensivo.

El entrenador de Brasil, Tite, a la izquierda, habla con la Raphinha de Brasil durante el partido de fútbol del grupo G de la Copa Mundial entre Brasil y Serbia, en el Estadio Lusail en Lusail, Qatar, el jueves 24 de noviembre de 2022. (AP Foto/Natacha Pisarenko)

Pero Serbia recuperó a varios jugadores y pudo evitar que Brasil creara muchas oportunidades importantes. Neymar trató de controlar el ritmo, pero tuvo problemas para encontrar espacio en la delantera. Él, Vinícius Júnior y Raphinha desperdiciaron ocasiones desde el principio.

La mejor oportunidad de Brasil antes del primer gol de Richarlison había sido un disparo raso y lejano de Alex Sandro que pegó en el poste a los 60 minutos. Neymar tuvo sus mejores ocasiones con un lanzamiento de falta en el 50 y un disparo cerca del punto de penalti en el 55.

Neymar, de 30 años, llegó a su tercer Mundial como principal atractivo de Brasil. Ayudó a la “Seleção” a ganar la Copa Confederaciones 2013 y su primera medalla de oro olímpica en los Juegos de Río de Janeiro 2016, pero aún no ha ganado un título importante con la selección nacional.

Brasil, que intenta ganar su primera Copa del Mundo en dos décadas, está invicto en sus últimos 20 partidos inaugurales, con 17 victorias. Ha terminado primero de su grupo en las últimas 10 Copas del Mundo.

En el otro partido del Grupo G, Suiza derrotó a Camerún por 1-0.

Brasil y Serbia también jugaron en la fase de grupos en 2018, con Brasil también ganando 2-0 para llegar a la siguiente fase a expensas de Serbia.

Desde que compitió como Serbia en 2010, el país no ha avanzado a las rondas eliminatorias de la Copa del Mundo.