(NEXSTAR) – Un árbitro en el juego Angels-Dodgers del martes se vio obligado a irse en la última entrada después de que un bate roto lo golpeara en la cara.

El árbitro Nate Tomlinson estaba detrás del plato cuando el toletero de los Angelinos de Los Ángeles, Mike Trout, destrozó su bate después de enviar la pelota al jardín. Las imágenes muestran un pedazo del bate astillado golpeando a Tomlinson en la cara, justo entre las barras de su máscara.

Trout, inicialmente inseguro de qué hacer, finalmente corrió a la primera base. El juego se retrasó mientras se atendía a Tomlinson.

Tomlinson finalmente salió del campo y fue reemplazado por el resto del juego por el árbitro de segunda base Laz Díaz.

Las imágenes tomadas después de la lesión de Tomlinson muestran sangre cerca de su ojo derecho. También se vio a Tomlinson llevándose una toalla a la nariz.

Un entrenador de los Dodgers de Los Ángeles revisa al árbitro Nate Tomlinson después de que fuera golpeado por un bate destrozado. (Foto AP/Mark J. Terrill)

“Nunca vi eso en la máscara”, comentó el mánager de los Dodgers, Dave Roberts, sobre el incidente después del partido, que los Dodgers ganaron 2-0. “Eso fue realmente aterrador”.

Los Dodgers juegan de nuevo contra los Angelinos el miércoles por la noche.

Associated Press contribuyó a este informe.