GINEBRA (AP) — El balón ni siquiera rodaba todavía y el Barcelona ya estaba condenado.

Los azulgranas quedaron eliminados en la fase de grupos de la Liga de Campeones por segunda temporada seguida el miércoles, cuando su partido contra el Bayern Múnich, que perdieron de todos modos por 3-0, resultó ser de puro trámite debido a que el Inter de Milán había despachado 4-0 al Viktoria Plzen a primera hora.

El Barça precisaba que el Inter cediera puntos, así que entró a jugar en el Camp Nou fuera de carrera, sabiendo ya que los alemanes e italianos se habían apoderado de las primeras dos plazas del Grupo C. En cambio, los catalanes quedaron terceros y pasarán a disputar la Liga Europa.

Bayer aseguró la primera plaza del grupo.

Sadio Mané anotó a los 10 minutos, Eric Maxim Choupo-Moting aumentó a los 31 y Benjamin Pavard cerró el marcador en los descuentos por el club bávaro, que logró su quinto triunfo en el mismo número de fechas de la fase de grupos.

Fue otro fiasco europeo para el Barcelona, uno que quizás será más costoso que el de la pasada temporada. El club gastó a manos llenas para reforzarse en busca de retornar a la élite europea.

El conjunto dirigido por Xavi Hernández fracasó otra vez pese a los fichajes de Robert Lewandowski, Raphinha y Jules Koundé en el mercado de verano.

Se trata de la primera vez desde 1999 que los azulgranas no acceden a la fase de eliminación directa en ediciones consecutivas, coincidiendo con la salida de Lionel Messi al Paris Saint-Germain hace dos campañas.

El Inter coronó una noche grande en San Siro. Romelu Lukaku puso cifras definitivas, cuatro minutos después de haber hecho su regreso a las canchas, de las que quedó marginado dos meses por lesión.

Edin Džeko anotó dos de los goles del Inter, luego que Henrikh Mkhitaryan abrió la cuenta.

El técnico Simone Inzaghi cumplió una fecha de suspensión tras ser expulsado en las postrimerías del empate 3-3 ante el Barcelona, por lo que el asistente Massimo Farris estaba en la banda.

Tras un ejercer un asfixiante asedio, el Inter se adelantó a los 35 minutos cuando Alessandro Bastoni soltó un excelente centro desde la izquierda y Mkhitaryan remató hacia el segundo poste.

Los anfitriones aumentaron la diferencia poco antes del descanso al culminar una bonita jugada con una excelente combinación de equipo. Federico Dimarco se encontró a la carrera con un pase de Nicolò Barella hacia el área y elevó el balón hacia el otro lado, donde un Džeko sin marca empujó a la red.

Džeko anotó su segundo a los 66, disparando rasante al ángulo izquierdo luego de un pase del argentino Lautaro Martínez.

El bosnio recibió una ovación al salir del partido, pero los aplausos resonaron aún más poco después, cuando Lukaku entró con siete minutos para el final. El belga respondió cuatro minutos después rematando un balón desde corta distancia, para el cuarto de la noche.

En Brujas, Porto aprovechó bien las fallas defensivas de los locales y ganó 4-0, vengando una derrota por cuenta similar en casa el mes pasado en el Grupo B.

El resultado dio al club portugués la clasificación a los octavos de final, luego que el Atlético de Madrid quedó eliminado, al resignarse con un empate 2-2 ante el Bayer Leverkusen.

Los Colchoneros erraron un penal otorgado en el último suspiro del encuentro. El árbitro había pitado de hecho el final, luego que Leverkusen repelió un tiro de esquina.

Los jugadores del Atleti protestaron furiosos, señalando que había una mano en la jugada. Se otorgó el penal, pero el portero Lukas Hradecky atajó antes de que el Atlético estrellara el contrarremate en el travesaño e hiciera un tiro desviado.

Hubo más protestas del equipo español, al considerar que Hradecky se había adelantado en el penal y que éste debía repetirse.

Atlético de Madrid necesitaba ganar para evitar su primera eliminación en la fase de grupos en cinco años.

En cambio, se concretó un fracaso para el técnico argentino Diego Simeone. En contraste, su hijo Giovanni marcó dos tantos para que Napoli arrollara 3-0 a Rangers.

Por primera vez en su historia, el conjunto napolitano ha hilado 12 triunfos en las distintas competiciones.

El otro argentino que había anotado cuatro tantos en sus primeros cuatro partidos de la Champions fue Diego Simeone. Giovanni lo ha emulado.

Napoli, que se había clasificado ya a los octavos de final, siguió en la cima del Grupo A, tres puntos adelante de Liverpool, que avanzó también con una goleada de 3-0 en la cancha del Ajax.

Liverpool recibirá a Napoli la próxima semana, en un cotejo que definirá al líder del grupo.

Tottenham empató 1-1 frente al Sporting de Lisboa, y tendrá que disputar un tenso partido ante Marsella para asegurar su clasificación.

Dos puntos separan a los Spurs del Marsella, que es colista del Grupo D tras caer por 2-1 en su visita al Eintracht de Fráncfort. El conjunto alemán tiene siete puntos, los mismos que Sporting.