Cristianos celebran otro Viernes Santo marcado por el virus

Tampa Hoy

Jerusalén (AP)- Los cristianos en Tierra Santa celebraban el Viernes Santo en medio de indicios de que la pandemia del coronavirus está remitiendo, con los lugares de culto abiertos aunque con aforo limitado, Y sin las multitudinarias peregrinaciones propias de la Semana Santa previa a la Pascua.

El virus sigue azotando Filipinas, Francia, Brasil y otros países de mayoría cristiana, donde los fieles pasarán por segundo año consecutivao una Semana Santa marcada por restricciones para frenar los brotes causados por variantes más contagiosas.  

El año pasado, con Jerusalén bajo un estricto confinamiento, pequeños grupos de sacerdotes celebraron los ritos propios de esta época a menudo a puerta cerrada. Fue un cambio radical con respecto a años anteriores, cuando decenas de miles de peregrinos visitaban los lugares sagrados de la cuidad.

La iglesia del Santo Sepulcro, construida en el lugar en el que los cristianos creen que Jesús fue crucificado, murió y resucitó de entre los muertos, está abierta a visitantes, que deben llevar mascarilla y guardar la distancia de seguridad.

Alejandro González, mexicano que vive en Israel:

“Me siento bendecido porque tengo la oportunidad de estar aquí en estos lugares sagrados y en esta fecha tan significative”, dijo este creyente. “Y precisamente por la situación que estamos pasando tenemos que rezar por los que no pueden estar aquí por cualquier motivo,

Israel ha llevado a cabo una de las campañas de vacunación más exitosas del mundo, que le ha permitido reabrir restaurantes, hoteles y lugares de culto. Pero el tránsito aéreo sigue limitado por la cuarentena y otras restricciones, lo que impide la llegada de los peregrinos que solían abarrotar Jerusalén durante la Semana Santa.

Los principales lugares sagrados están en la Ciudad Vieja, en el este de Jerusalén, un territorio que Israel capturó junto a Cisjordania en la Guerra de los Seis Días en 1967. Israel se anexionó Jerusalén oriental y considera que toda la ciudad es su capital unificada, mientras que los palestinos quieren que los dos territorios formen parte de su futuro estado.

El papa Francisco comenzó el Viernes Santo visitando el centro de vacunación contra el COVID-19 del Vaticano donde, en la última semana, los voluntarios han administrado unas 1.200 dosis del fármaco desarrollado por Pfizer y BioNTech a personas pobres y desfavorecidas de Roma.

ANNE MARIE GARCIA, ASSOCIATED PRESS

Copyright 2021 Nexstar Media Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.