TAMPA, FLa. (WFLA/Tampa Hoy) — La Corte Suprema de Estados Unidos votó el martes a favor de mantener en vigencia indefinidamente el Título 42, una política de inmigración de la era Trump, implementada cuando estalló la pandemia, que permite expulsar a solicitantes de asilo de la frontera.

El Tribunal Supremo votó 5-4 para conceder una solicitud de emergencia de 19 fiscales generales estatales republicanos que intentaron intervenir en defensa de la política, según reportó The Hill.

La decisión pone en suspenso un fallo del juez federal de distrito Emmet Sullivan, con sede en Washington, quien dijo que la implementación de la política por parte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) fue “arbitraria y caprichosa”. El fallo de Sullivan debía entrar en vigor el 21 de diciembre.

La Corte Suprema también acordó escuchar los argumentos orales y decidir si los estados pueden intervenir, con una decisión prevista para fines de junio.

La intervención de la Corte evita lo que muchos habían pronosticado que sería una oleada adicional de personas que buscan ingresar a los Estados Unidos en un momento en que los cruces fronterizos ya son altos. Sin la política vigente, las personas que buscan asilo podrían ingresar a los EE. UU., donde podrían esperar años para una cita en la corte si pasan su entrevista inicial con las autoridades.

El 19 de diciembre, el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, suspendió temporalmente el fallo de Sullivan mientras la Corte Suprema sopesaba sus próximos pasos.

En un caso separado, un juez federal bloqueó el esfuerzo anterior de la administración para deshacer la política.

El Título 42, que lleva el nombre de una sección de la ley de los EE.UU., otorga al gobierno federal el poder de tomar medidas de emergencia para mantener las enfermedades fuera del país. El entonces presidente Donald Trump la invocó cuando estalló la pandemia de coronavirus en marzo de 2020, y se ha mantenido vigente durante la administración de Biden. Como resultado, más de 2 millones de personas han sido expulsadas del país, según NBC News.

The Associated Press contribuyó con este informe.