Biden asegura oficialmente suficientes electores para convertirse en presidente

Tampa Hoy

WILMINGTON, DE – NOVEMBER 25:  President-elect Joe Biden delivers a Thanksgiving address at the Queen Theatre on November 25, 2020 in Wilmington, Delaware. As Biden waits to be approved for official national security briefings, the names of top members of his national security team were announced yesterday to the public. Calls continue for President Trump to concede the election and let the transition proceed without further delay. (Photo by Mark Makela/Getty Images)

WASHINGTON (AP) – California certificó su elección presidencial el viernes y nombró a 55 electores que se comprometieron a votar por el demócrata Joe Biden, otorgándole oficialmente la mayoría del Colegio Electoral necesaria para ganar la Casa Blanca.

La aprobación formal del secretario de Estado Alex Padilla de la victoria de Biden en el estado elevó su recuento de electores prometidos hasta el momento a 279, según un recuento de The Associated Press. Eso es un poco más del umbral de 270 para la victoria.

Estos pasos en la elección a menudo se ignoran como formalidades. Pero la mecánica oculta de la elección de un presidente de Estados Unidos ha atraído un nuevo escrutinio este año, ya que el presidente Donald Trump continúa negando la victoria de Biden y persigue estrategias legales cada vez más engañosas destinadas a anular los resultados antes de que se finalicen.

Aunque ha sido evidente durante semanas que Biden ganó las elecciones presidenciales, su acumulación de más de 270 electores es el primer paso hacia la Casa Blanca, dijo Edward B. Foley, profesor de derecho en la Universidad Estatal de Ohio.

“Es un hito legal y el primer hito que tiene ese estado”, dijo Foley. “Todo lo anterior a eso se basaba en lo que llamamos proyecciones”.

Los electores nombrados el viernes se reunirán el 14 de diciembre, junto con sus homólogos en cada estado, para votar formalmente por el próximo presidente. La mayoría de los estados tienen leyes que vinculan a sus electores con el ganador del voto popular en su estado, medidas que fueron confirmadas por una decisión de la Corte Suprema este año. No ha habido sugerencias de que ninguno de los electores comprometidos de Biden contemplaría no votar por él.

Los resultados de la votación del Colegio Electoral deben ser recibidos, y generalmente aprobados, por el Congreso el 6 de enero. Aunque los legisladores pueden objetar la aceptación de los votos de los electores, sería casi imposible que Biden fuera bloqueado en ese momento.

La Cámara controlada por los demócratas y el Senado controlado por los republicanos votarían por separado para resolver cualquier disputa. Ya ha surgido uno en Pensilvania, donde 75 legisladores republicanos firmaron una declaración el viernes instando al Congreso a bloquear los votos electorales del estado para que no se emitan para Biden. Pero el senador republicano de Estados Unidos por el estado, Pat Toomey, dijo poco después que no se opondría a la lista de electores de Pensilvania, subrayando la dificultad de tratar de cambiar los resultados de las elecciones a través del Congreso.

“Como cuestión práctica, sabemos que Joe Biden será inaugurado el 20 de enero”, dijo Foley.

Eso quedó claro en los días posteriores a las elecciones, cuando el conteo de las boletas por correo dejó en claro gradualmente que Biden había obtenido victorias en suficientes estados para ganar el Colegio Electoral. Se hizo aún más evidente a fines de noviembre, cuando cada estado decisivo ganado por Biden lo certificó como el ganador de sus elecciones y nombró a sus electores para el Colegio Electoral. Trump ha intentado infructuosamente evitar que esos estados certifiquen a Biden como ganador y designen electores para el exvicepresidente.

No hizo ningún esfuerzo en la California profundamente demócrata, el estado más poblado de la nación y el tesoro de su mayor número de votos electorales. Tres estados más ganados por Biden, Colorado, Hawaii y Nueva Jersey, aún no han certificado sus resultados. Cuando lo hagan, Biden tendrá 306 votos del colegio electoral frente a los 232 de Trump.

Trump y sus aliados han presentado al menos 50 casos legales que intentan anular los resultados en los estados indecisos que ganó Biden, principalmente Arizona, Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin. Más de 30 han sido rechazados o eliminados, según un recuento de AP.

Trump y sus aliados también han planteado la idea descabellada de que las legislaturas estatales republicanas en esos estados podrían nombrar a un grupo rival de electores comprometidos con Trump.

Pero los líderes republicanos estatales han rechazado ese enfoque y, en cualquier caso, probablemente sería inútil. Según la ley federal, ambas cámaras del Congreso tendrían que votar para aceptar una lista de electores en competencia. Si no lo hacen, deben utilizarse los electores designados por los gobernadores de los estados, todos comprometidos con Biden en estos casos.

El último movimiento que queda para bloquear la elección sería el quijotesco esfuerzo por rechazar a los electores en el Congreso.

Esta táctica ha sido probada: un puñado de congresistas demócratas en 2000, 2004 y 2016 se opusieron a nombrar oficialmente a George W. Bush como a Trump como presidente. Pero los números no fueron suficientes para impedir que los dos hombres asumieran el cargo.

Copyright 2021 Nexstar Inc. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.

No te lo pierdas

More NO TE LO PIERDAS