BUENOS AIRES (AP) — El vicepresidente de Paraguay, Hugo Velázquez Moreno, dijo el viernes que renunciará la próxima semana poco después de que fuera incluido en una lista de corrupción de Estados Unidos por su presunta participación en el ofrecimiento de sobornos a un funcionario público.

La inclusión de Velázquez en la lista de corrupción, anunciada el viernes por la mañana por el embajador de Estados Unidos en Paraguay, Marc Ostfield, sacudió el mundo político de Paraguay no solo por el papel de Moreno en la administración del presidente Mario Abdo Benítez, sino también porque es visto como uno de los principales contendientes para convertirse en presidente. candidato por el Partido Colorado en las elecciones del próximo año.

Minutos después de que Ostfield hablara en una conferencia de prensa en la embajada de Estados Unidos en la capital paraguaya de Asunción, Velázquez expresó su inocencia pero dijo que abandonaría su candidatura presidencial y presentaría su renuncia al Congreso la próxima semana para poder defenderse de las acusaciones.

“Realmente me golpeó como un balde de agua fría”, dijo Velázquez durante una entrevista con una estación de radio local. “No sé a qué se refiere porque no dio demasiados detalles”.

Juan Carlos Duarte, un exfiscal que es un socio personal y comercial cercano de Moreno, también fue incluido en la lista de corrupción, dijo Ostfield.

Ostfield dijo que el secretario de Estado, Antony Blinken, “recibió información creíble” que mostraba cómo “a pedido del vicepresidente Velázquez, Duarte, su estrecho socio personal y profesional, ofreció un soborno de más de $1 millón a un funcionario público”.

Esta oferta de soborno fue “consistente con un patrón aparente de actividad corrupta” y en este caso se llevó a cabo para “obstruir una investigación que amenazaba al vicepresidente y sus intereses financieros”, dijo Ostfield.

Como resultado de las designaciones, Velázquez, Duarte y sus familiares inmediatos ya no podrán ingresar a los Estados Unidos.

Velázquez dijo que está “completa y totalmente” a oscuras sobre las acusaciones detalladas por Ostfield.

El vicepresidente de Paraguay dijo que renunciaría porque quiere “salir como un ciudadano común a defender lo que creo que es una injusticia”.

Además de su estrecha relación con Velázquez, Duarte también es asesor legal de la entidad que administra la represa binacional Yacyretá, propiedad conjunta de Paraguay y Argentina.

“El acto de corrupción de Duarte abusó y explotó su poderosa y privilegiada posición pública dentro de la Entidad Binacional Yacyretá, poniendo en riesgo la confianza pública en uno de los activos económicos más vitales de Paraguay”, dijo el Departamento de Estado.

La designación se produce pocas semanas después de que un expresidente de Paraguay, Horacio Manuel Cartes, también fuera incluido en una lista de corrupción de EE. UU. por su “participación en una corrupción significativa”. Cartes se desempeñó como presidente de Paraguay entre agosto de 2013 y agosto de 2018.

Ostfield enfatizó que la designación “no tiene nada que ver con la política” y Washington “seguirá trabajando de cerca con el presidente Mario Abdo Benítez y su gobierno en una variedad de temas, incluyendo la lucha contra la corrupción, la impunidad y contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo”.