TAMPA, Fla. (WFLA/Tampa Hoy) — Pamela Cabanillas, una presunta líder de una organización criminal, compartió imágenes el lunes en su cuenta de Instagram en las que afirmaba, entre otras cosas, que se había entregado a las autoridades europeas para ser regresada a Perú.

“Decido hoy 24-10-2022 (24 de octubre de 2022), entregarme voluntariamente a las autoridades europeas”, se lee en una foto de una carta escrita a mano compartida en la cuenta de Instagram de Cabanillas. “Decido entregarme a las autoridades europeas para que me puedan deportar a mi país peruano”.

Pamela Cabanillas Soley, una joven de 18 años, y otras 19 personas, son sospechosas de defraudar a miles de personas en una operación en la que se clonaron y revendieron entradas para el concierto del cantante puertorriqueño Daddy Yankee, según el coronel José Manuel Cruz Chamba, jefe de la División de Investigación Estafas de la PNP.

El coronel Cruz explicó que los revendedores accedieron a entradas verdaderas, comprándolas formalmente, para luego clonarlas a través del código QR. Acto seguido, las ofrecían por redes sociales mediante terceros como influencers, tiktokers y otros que se encargaban de generar confianza hacia la persona interesada en la compra.

(Cortesía: Policía Nacional de Perú)

El 19 de octubre, la Policía Nacional de Perú, anunció en Twitter la captura de un “sujeto que vendía entradas falsas” que presuntamente forma parte de la organización criminal de Cabanillas.

Los conciertos de artistas de renombre internacional han ganado auge en los últimos años.

Según la Policía de Perú, 1,300 efectivos policiales fueron movilizados para coordinar la operación de lo que el mismo Daddy Yankee denominó como “dos noches épicas” desde el Estadio Nacional en sus dos fechas, el 18 y 19 de octubre, en la capital peruana.

Las autoridades están alentando a que los asistentes compren sus boletos de proveedores autorizados y que no sean víctimas de los revendedores..

Otro concierto en alta demanda que ocurrirá en noviembre próximo es el de la estrella puertorriqueña Bad Bunny que, al igual que Daddy Yankee, se espera que mueva a miles de personas al Estadio Nacional el domingo 13 de noviembre.