QUITO (AP) — Cuatro hombres armados con fusiles asesinaron el miércoles en un hospital privado al custodio de un hombre que estaba siendo atendido y que la semana pasada había sobrevivido a una emboscada cuando se movilizaba en un vehículo blindado, en una presunta disputa entre grupos delictivos.

En un informe preliminar, la policía indicó que el ataque se produjo en la madrugada en el Omni Hospital, del norte de Guayaquil, donde los sicarios accedieron al segundo piso y abrieron fuego con el aparente propósito de asesinar al ciudadano al que identificó como Carlos K. El ataque fue repelido por sus custodios, uno de los cuales murió.

Carlos K., con antecedentes policiales por extorsión, tráfico de drogas, abuso de confianza y muerte culposa, había quedado herido de bala el viernes cuando hombres armados atacaron el vehículo en que se movilizaba por el norte de esa ciudad portuaria, 270 kilómetros al suroeste de la capital.

El ministro del Interior, Juan Zapata, confirmó que fueron detenidos dos supuestos atacantes tras un tiroteo en el exterior de ese hospital al tiempo que explicó que “hay que entender que estas bandas entran con 20 personas y armamento de alto calibre. Son enfrentamientos que son bastantes difíciles y muy violentos”.

Añadió que en los primeros 10 días de este año se han registrado 162 muertes violentas en todo el país, cerca de un tercio de las cuales se produjeron en las ciudades de Guayaquil, Durán y Samborondón, entre las más violentas del país.

Ecuador mantiene en vigencia desde hace un mes el denominado Código Plata que permite a las autoridades reaccionar oportunamente ante ataques armados en hospitales.