TAMPA, Fla. (WFLA/Tampa Hoy) — El miércoles fue el primer día de clases en Puerto Rico. Maestros, padres y líderes comunitarios criticaron fuertemente al Departamento de Educación por las malas condiciones y descuido de la infraestructura escolar.

“Yo estoy seguro que la inmensa mayoría de las escuelas van a estar en condiciones”, dijo el gobernador Pedro Pierluisi previo al regreso a la escuela.

A pesar de las declaraciones del gobernador, el primer día de clases estuvo lleno de dificultades en diferentes puntos de la isla.

El secretario de Educación, Eliezer Ramos Parés, reconoció en sus comentarios que brindó a la prensa local que “es un inicio de clases donde todavía tenemos mucho que atender, tenemos mucho que enfrentar”.

El presidente de la Asociación de Maestros, Víctor Bonilla Sánchez, culpó de los problemas con la infraestructura a la Oficina de Mejoramiento de Escuelas Públicas y a Edificios Públicos.

Además de los tropiezos con el plantel, el Departamento de Educación informó un ausentismo de alrededor del casi 30%, sumando un total de 150,733 estudiantes que asistieron de los 213,086 que se esperaba que se presentaran.

Un portavoz del departamento indicó que el ausentismo en el primer día de clases es “bien normal”.