LIMA (AP) — La abogada Dina Boluarte juró el miércoles como presidenta de Perú e hizo un llamado al diálogo para instalar un gobierno de unidad nacional y un pedido a la Fiscalía para que investigue los hechos de corrupción que han salpicado a la política peruana en los últimos años.

Boluarte asumió en reemplazo de Pedro Castillo, quien fue destituido horas antes “por permanente incapacidad moral” tras intentar cerrar el Parlamento en un acto calificado de “golpe de Estado”.

Luego de jurar en la sede del Parlamento y ya con la banda presidencial, la nueva mandataria escuchó el himno nacional y dirigió un mensaje a los presentes.

“Se ha producido un intento de golpe de Estado…. que no ha encontrado eco en las instituciones de la democracia y en la calle. Este Congreso de la República ha tomado una decisión y es mi deber actuar en consencuencia. Asumo el cargo de presidenta de la república siendo conciente de la enorme responsabilidad que me toca y mi primera invocación…. es convocar a la más amplia unidad de todas y todos los peruanos”, sostuvo.

Boluarte, de 60 años, es la primera mujer en alcanzar la presidencia en más de 200 años de república y era la vicepresidenta de Castillo desde que éste asumió el poder en julio de 2021. También había ejercido hasta hace casi dos semanas el cargo de ministra de Desarrollo e Inclusión Social.

Más temprano había rechazado el intento de cierre del Congreso por parte de Castillo. En sus redes sociales indicó que se trataba de una maniobra “que agrava la crisis política e institucional, que la sociedad peruana tendrá que superar con estricto apego a la ley”.

La nueva mandataria, que domina el quechua y el español y al igual que Castillo tampoco tenía experiencia en cargos políticos, trabajó como funcionaria del Registro Nacional de Identificación desde 2007 hasta 2021 y no tiene apoyo de una bancada en el Parlamento.

Boluarte debe completar el mandato de Castillo hasta el 28 de julio de 2026.