CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador confirmó el martes que ha sido cancelada una cumbre de la llamada Alianza del Pacífico debido a que el Congreso peruano no autorizó el viaje del mandatario.

El presidente peruano Pedro Castillo ocupa actualmente la presidencia de la Alianza del Pacífico— una iniciativa de integración regional conformada por cuatro Chile, Colombia, México y Perú— pero se encuentra enfrascado en disputas con el Congreso por acusaciones de corrupción.

“No le permitieron al presidente de Perú asistir”, declaró López Obrador. “Es probable que podamos ir a hacer la reunión allá en diciembre”.

López Obrador también confirmó que no vendrán a Ciudad de México esta semana el presidente argentino Alberto Fernández ni el mandatario electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

López Obrador albergaba esperanzas de poder recibir a los presidentes de esos dos países. Sin embargo, confirmó que los líderes de Chile y Colombia sí vendrán.

Castillo está bajo cinco investigaciones por acusaciones de corrupción. Él ha negado las acusaciones en su contra.

Formalmente no puede ser acusado por un juez porque la Constitución peruana estipula que el presidente solo puede ser acusado de traición, de disolver al Congreso injustificadamente o de no permitir elecciones.

Castillo era maestro rural antes de asombrar a la élite política peruana al ganar las elecciones, tras una campaña en que prometió mejorar la educación, la atención médica y otros servicios. Pero su primer año ha sido marcado por turbulencia casi constante, con varios cambios de gabinete y dos intentos de someterlo a juicio político.