BUENOS AIRES (AP) — El fiscal federal del juicio a la vicepresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner pidió el lunes una condena a 12 años de prisión y su inhabilitación para ejercer cargos públicos tras acusarla de haber adjudicado de forma irregular decenas de obras viales a un empresario allegado.

La vicepresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner había solicitado el lunes al tribunal federal que la juzga por presunta corrupción que le permita ampliar la defensa de los cargos en su contra.

“He instruido a mi abogado para que, a los efectos de poder ejercer efectivamente mi derecho a defensa en juicio, solicite la ampliación de mi declaración indagatoria para la audiencia del día de mañana, 23 de agosto”, dijo la también exmandataria (2007-2015) en su cuenta de Twitter.

Al pedir la pena para la también exmandataria por los presuntos delitos de asociación ilícita y fraude al Estado durante su gobierno (2007-2015), el fiscal federal Diego Luciani dijo que “estamos ante la mayor maniobra de corrupción que se haya conocido en el país”. La fiscalía calculó la defraudación en alrededor de 1,000 millones de dólares.

La vicepresidenta ha negado los cargos y sostiene que el tribunal ya tiene “escrita y hasta firmada” la sentencia en su contra. La exgobernante se considera víctima de una persecución por parte de sectores de la justicia a los que vincula con su sucesor en el poder, Mauricio Macri (2015-2019), quien hoy es uno de los referentes de la oposición.

Fernández de Kirchner ha afrontado diversas investigaciones judiciales en los últimos años en las que fue absuelta sin llegar a juicio.