BUENOS AIRES (AP) — La organización humanitaria argentina Abuelas de Plaza de Mayo anunció el jueves la identificación del nieto 131, un hombre que fue arrebatado de recién nacido a su madre detenida durante la última dictadura militar (1976-1983).

“Como si el fin de año se hubiera empeñado en cumplir deseos, luego de casi tres años, volvemos a celebrar el hallazgo de un nuevo nieto, el 131″, dijo en un comunicado la entidad humanitaria que busca a los niños que fueron robados por los represores a personas que fueron asesinadas y desaparecieron durante el gobierno de facto.

Estela de Carlotto, titular de Abuelas, dijo en una conferencia de prensa que existen sospechas de que el hombre que recuperó su identidad, de 44 años, pudo haber nacido en la Escuela de Mecánica de la Armada, uno de los mayores centros de represión de Buenos Aires donde tenían a detenidas que daban a luz a sus bebés que luego eran sustraídos por los militares o personas afines al régimen.

De Carlotto no precisó más datos sobre el nieto recuperado, pero indicó que es hijo de Lucía Nadín y de Hugo Quevedo, quienes militaban en el Partido Revolucionario de los Trabajadores y el Ejército Revolucionario del Pueblo (PRT-ERP).

Los dos fueron secuestrados entre septiembre y octubre de 1977 en Buenos Aires y ella estaba embarazada de unos dos meses.

Ambos permanecieron detenidos en los centros de detención ilegal “Club Atlético” y “El Banco”. Por testimonios de sobrevivientes, pudo saberse que Lucía fue retirada de ese último lugar entre marzo y abril de 1978 para dar a luz.

La identificación del hombre fue posible gracias a muestras de ADN de familiares de su madre.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner celebró la noticia. “A pocas horas de la Navidad renace una vez más el derecho a la Memoria y a la Identidad… Enorme alegría y fuerte abrazo a esas mujeres ejemplo de lucha y humanidad”.

La organización Abuelas de la Plaza de Mayo señaló en su comunicado que sigue habiendo “casi 300 hombres y mujeres que viven con su identidad falseada” y manifestó su esperanza de un año “2023 con más restituciones”.

Desde que comenzó la pandemia del nuevo coronavirus, la organización no había identificado más nietos.

La recuperación del nieto 130, Javier Matías Darroux Mijalchuck, se dio a conocer en 2019. Sus padres desaparecieron en diciembre de 1977.

Unas 30,000 personas desaparecieron durante la última dictadura, según las organizaciones de derechos humanos de Argentina.