SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — Al menos cinco migrantes se ahogaron y otros 68 fueron rescatados el jueves después de que un bote que se sospechaba que traficaba personas los dejó en aguas cercanas a una isla deshabitada al oeste de Puerto Rico, dijeron las autoridades.

Las autoridades federales y locales registraron el área cerca de la isla de Mona durante varias horas, pero determinaron que no faltaban más personas, según entrevistas con sobrevivientes, dijo a The Associated Press el portavoz de la Guardia Costera de EE.UU., Ricardo Castrodad.

Dijo que sobrevivieron 41 hombres, 25 mujeres y dos niños, y agregó que ninguno tenía problemas médicos urgentes.

Jeffrey Quiñones, vocero de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU., dijo que la edad y la nacionalidad de los que murieron y fueron rescatados no se conocían de inmediato.

El bote que transportaba a los migrantes huyó de la escena, dijo Castrodad.

El incidente es el último de una serie de viajes mortales por el norte del Caribe que transportan en su mayoría inmigrantes haitianos que huyen de su país en medio de un aumento en los asesinatos y secuestros relacionados con pandillas.

El domingo, las autoridades de las Bahamas recuperaron los cuerpos de 17 migrantes y rescataron a 25 más después de que su bote volcara. Se está llevando a cabo una investigación criminal.

En mayo, 11 mujeres haitianas se ahogaron y otras 38 se salvaron después de que su bote se hundiera cerca de Puerto Rico.

“Esto está pasando todos los días”, dijo Castrodad. “Todo el mundo corre el mismo riesgo y el mismo peligro”.