AUSTIN (KXAN) — La Corte de Apelaciones en lo Penal de Texas ha concedido una suspensión de la ejecución de Melissa Lucio, según el representante de Texas, Jeff Leach.

Lucio fue condenado por matar a su hija de 2 años, Mariah, en Harlingen hace 15 años. Su ejecución estaba prevista para el miércoles.

Sus abogados dicen que nueva evidencia muestra que las lesiones de Mariah fueron causadas por una caída por una escalera. También creen que Lucio pudo haber sido obligado a confesar el asesinato el día de la muerte de su hija.

Desde la condena, cinco de los 12 miembros del jurado han declarado públicamente que si hubieran conocido las nuevas pruebas, no la habrían condenado a muerte.

“Me equivoqué al sentenciar a Melissa. Rezo para que no sea demasiado tarde para corregir los errores”, dijo el jurado Johnny Galván el 12 de abril.

Los legisladores apoyaron a Lucio, firmaron cartas y pidieron a la junta de indultos y libertad condicional que interviniera en la ejecución de Lucio. Tanto una gran mayoría en la Cámara de Representantes de Texas como un grupo de 20 Senadores de Texas han enviado cartas a la junta.

“Nueva evidencia que ha surgido desde el juicio de la señora Lucio apunta al hecho de que su hija, Mariah, murió después de un trágico accidente y no a manos de su madre”, dijeron los senadores en su carta del 14 de abril. “Una conmutación o un indulto le daría a sus abogados el tiempo que necesitan para desarrollar todas las pruebas que podrían probar la inocencia de la señora Lucio”.

Lucio sería la primera latina ejecutada en Texas y la primera mujer desde 2014. Solamente 17 mujeres ha sido ejecutadas en Estados Unidos desde que la Corte Suprema levantó su suspensión de la pena de muerte en 1976. La ejecución más reciente de una mujer fue en enero de 2021.

Esta es una historia en desarrollo.