SAN DIEGO (Informe fronterizo) — Seis personas, todos residentes de EE.UU., han sido arrestadas en relación con el descubrimiento de un túnel de contrabando el viernes en San Diego y Tijuana.

El túnel transfronterizo, que las autoridades mexicanas encontraron primero, comienza en Tijuana y termina dentro de un almacén justo al este del puerto de entrada de Otay Mesa.

Agentes federales se paran cerca de la apertura de un túnel de contrabando transfronterizo que terminaba en un almacén en Otay Mesa, una comunidad al sureste de San Diego. (Salvador Rivera/Informe Fronterizo)

El túnel mide 1,744 pies de largo y 61 pies de profundidad, dijeron el lunes agentes de Investigaciones de Seguridad Nacional. Mide 4 pies de diámetro y tiene paredes reforzadas y sistemas de ventilación, electricidad y rieles.

En el interior, los investigadores encontraron 1762 libras de cocaína, 164 libras de metanfetamina y 3,5 libras de heroína.

Fue descubierto el viernes por agentes que estaban vigilando un “conocido escondite de drogas” en National City, justo al sur del centro de San Diego.

Siguieron a dos sospechosos que salieron de la casa en un vehículo y se dirigieron al almacén.

“Al registrar el almacén, los agentes descubrieron un sofisticado punto de salida del túnel fronterizo tallado en el piso de cemento”, dijo el fiscal federal Randy Grossman. “Alegamos que nuestros acusados conducían al garaje y cargaban y dejaban cajas de cartón llenas de drogas para promover el movimiento y la distribución de drogas en los Estados Unidos”.

El túnel es el 91 en el área de Tijuana-San Diego y el túnel 272 encontrado a lo largo de toda la frontera desde 1993.

Los seis sospechosos fueron procesados el lunes por la tarde en un tribunal federal, los seis se declararon inocentes.