MADISON, Wisconsin, EE.UU. (AP) — Una mesera de Wisconsin recibió una sorpresa de un cliente en la Navidad: una propina de 1,000 dólares.

Callie Blue, de 29 años, estaba sirviendo mesas en Gus’s Diner en Sun Prairie, en las afueras de Madison, a las 6 a.m. del domingo cuando comenzó a conversar con uno de los pocos clientes en el restaurante a esa hora, informó el Wisconsin State Journal.

El cliente era Michael Johnson, presidente y director ejecutivo de Boys & Girls Clubs del condado Dane. Él le dijo al periódico que estaba buscando personas necesitadas como parte de la campaña Pay It Forward del club. Dos donantes habían dado unos 5,000 dólares para propinas.

Johnson comentó que su agenda del día de Navidad estaba reservada para familias a las que planeaba ayudar a partir de las 7:30 a.m., por lo que buscó en internet restaurantes abiertos a esa hora y se enteró de Gus’s Diner.

Blue dijo que la propina fue algo increíble y que la usaría para ayudar a alimentar a sus cuatro caballos.