TAMPA, Fla. (WFLA) – El Senado controlado por los republicanos de Florida votó el miércoles para eliminar un estado de distrito especial para Disney que ha estado vigente desde la década de los 60.

Antes de la construcción del Castillo de Cenicienta, el mismo Walt Disney propuso que Disney World debería tener autoridad de gobierno sobre su propiedad.

La legislatura en ese momento estableció el “Distrito de Mejoramiento de Reedy Creek”. El estado permite que Disney construya carreteras y edificios sin pasar por el proceso normal de permisos.

Los republicanos ahora argumentan que esto le da a Disney una ventaja competitiva injusta sobre otros parques temáticos. Los demócratas sostienen que la objeción a este estatus especial solo surgió después de que los ejecutivos de Disney expresaron su descontento por la nueva ley de educación sobre los derechos de los padres de Florida, una medida que los críticos han denominado “No Digas Gay”.

La comisionada de Agricultura de Florida, Nikki Fried, se postula para la nominación demócrata para enfrentar a DeSantis en las próximas elecciones. Ella dice que la acción de la legislatura es una venganza de DeSantis.

“Para que el Gobernador agregue un tema que solo se basa en tácticas de venganza y miedo, no en temas que están en la mente de la gente. Desafortunadamente, así es como trabaja este Gobernador. No está escuchando a la gente, no está escuchando los problemas que están impactando la vida de las personas todos los días. Este es un drama inventado para vengarse porque tenía una compañía específica que no estaba de acuerdo con un proyecto de ley o política específica que salió de la mansión del gobernador”, dijo Fried.

El autor republicano de la medida para quitarle el estatus especial a Disney dice que se trata de recuperar el control de una empresa que ha tomado sus propias decisiones durante demasiado tiempo.

“Recuerde que los distritos afectados no han tenido ninguna supervisión legislativa en más de 50 años y algunos de los distritos tienen poderes increíblemente amplios. Una sola empresa podría comenzar la construcción de un reactor nuclear”, dijo la senadora republicana Jennifer Bradley.

Se espera que la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, apruebe la medida el miércoles.